Por medio del presente informe la SUNAT pretende aclarar las innovaciones realizadas por el Decreto Legislativo N° 1541, debido a que, a partir del 1 de enero del 2023, incorpora el inciso i) en el artículo 24-A de la Ley del Impuesto a la Renta, según el cual califican como dividendos gravados con el impuesto a la renta de segunda categoría la participación (resultados) que el asociante pague al asociado en el marco de un contrato de asociación en participación

 

Por consiguiente, se le consulta a SUNAT si respecto a los rendimientos generados hasta el 31 de diciembre del presente año se debería considerar tales rendimientos obtenidos por el asociado como rentas empresariales y si el importe pagado por los referidos rendimientos al asociado por parte del asociante constituye gasto deducible para este último.

Al respecto, la administración tributaria señala que se puede afirmar que la participación que recibe el asociado es el beneficio (dividendo) derivado de la ejecución del negocio objeto del contrato de asociación en participación al que tiene derecho en virtud de los aportes realizados para tal fin, cuyo pago constituye una obligación del asociante con el asociado establecida normativamente que nace con posterioridad a la determinación del resultado del negocio objeto del contrato.

Asimismo, respecto a los dividendos indica que:

Estos “constituyen obligaciones con terceros originadas con posterioridad a la generación y determinación de la renta gravada (resultados del negocio), y no de operaciones que ocasionan la generación de rentas gravadas o permitan mantener su fuente como lo prescribe el artículo 37 de la Ley del Impuesto a la Renta, por lo que no corresponde su deducción a fin de determinar la renta neta de tercera categoría”.

Por los motivos antes expuestos, la SUNAT concluye lo siguiente:

  • No corresponde considerar a los rendimientos obtenidos por el asociado como rentas empresariales, dado que los mismos califican como dividendos u otra forma de distribución de utilidades.
  • El pago de la participación del asociado por parte del asociante no constituye gasto deducible para el asociante para fines del impuesto a la renta.

De esta forma, la administración tributaria realiza mayores precisiones de lo dispuesto por el D.L N.° 1541, lo cual nos permite tener un mayor control respecto a los beneficios que se encuentran afectos al pago de impuestos.

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)