Sector Público: Trabajadores en grupo de riesgo no pueden hacer trabajo presencial aunque suscriban declaración jurada [Informe 001353-2021-Servir-GPGSC]

 

 

Asunto

Sobre la priorización del trabajo remoto durante el Estado de Emergencia.

 

Objeto de la consulta

Mediante el documento de la referencia, el Gerente del Proyecto Especial Chavimochic consulta a SERVIR si en mérito a lo establecido por el Decreto Supremo N°184-2020-PCM se puede considerar como derogado el numeral 8.3 del artículo 8 del Decreto Supremo N°083-2020-PCM.

 

Análisis

2.6

La Única Disposición Complementaria Derogatoria del Decreto Supremo N°184-2020-PCM derogó –entre otros– el Decreto Supremo N°083-2020-PCM, cuyo numeral 8.3 del artículo 8 previó la posibilidad de que aquellos trabajadores que, perteneciendo a los grupos de riesgo de contagio de COVID-19, deseen asistir a realizar trabajo presencial podrían suscribir una declaración jurada de asunción de responsabilidad voluntaria.

Al quedar sin efecto la norma que preveía dicha posibilidad, y atendiendo a que las entidades públicas se rigen por el principio de legalidad, no resulta posible autorizar a los servidores que pertenezcan a los grupos de riesgo de contagio de COVID-19 a reincorporarse al trabajo presencial bajo la presentación de la declaración jurada antes mencionada.

2.7

Siendo así, es pertinente indicar que si bien la Primera Disposición Complementaria Final del Decreto Supremo N°184-2020-PCM, busca mantener la vigencia de las demás normas que se hubieran emitido tomando como base legal alguno de los decretos supremos derogados por la Única Disposición Complementaria Derogatoria del Decreto Supremo N°184-2020-PCM.

2.8

Ello implica que el contenido de los decretos supremos derogados al amparo de la Única Disposición Complementaria Derogatoria del Decreto Supremo N°184-2020-PCM quedó sin efecto a partir del 1 de diciembre de 2020, lo que incluye al numeral 8.3 del artículo 8 del Decreto Supremo N°184-2020-PCM.

2.9

De otro lado, es pertinente indicar que el Decreto de Urgencia N°055-2021, a través de su Única Disposición Complementaria Final, dispuso el retorno gradual al trabajo presencial de los servidores civiles en las entidades públicas de los sectores distintos al sector salud, ello con la finalidad de fortalecer la capacidad de respuesta de los servicios que prestan.

Dicha medida comprende a los servidores civiles que realizan exclusivamente trabajo remoto o se encuentren haciendo uso de licencia con goce de remuneraciones sujeta a compensación, y hayan sido vacunados con dosis completas contra la COVID-19, previa evaluación y aprobación por parte del médico ocupacional o quien haga sus veces en la entidad. Para tal efecto, el Ministerio de Salud en coordinación con SERVIR emitirá las disposiciones complementarias.

 

Conclusiones

 

3.1. El actual marco normativo faculta a los empleadores del sector público y privado a modificar el lugar de la prestación de servicios de todos sus trabajadores para implementar el trabajo remoto. Asimismo, para la aplicación del trabajo remoto, las entidades públicas deberán tener en cuenta la situación de los servidores considerados dentro del grupo de riesgo (COVID-19) en el marco de la declaración de estado de emergencia nacional.

 

3.2. Lo señalado en la Primera Disposición Complementaria Final del Decreto Supremo N°184-2020-PCM de ningún modo extiende la vigencia del numeral 8.3 del artículo 8 del Decreto Supremo N°184-2020-PCM.

 

Asimismo, sobre la protección especial para los trabajadores del grupo de riesgo frente al retorno a la actividad presencial en el Sector Privado, podemos mencionar lo siguiente:

El dispositivo que rige la posibilidad de retorno al trabajo presencial para el personal que tiene factores de riesgo para el COVID-19, es la Resolución Ministerial N° 972. Es preciso reiterar que, incluso en estos casos, se recomienda contar con una evaluación del médico ocupacional de la empresa avalando el retorno, de modo que ambas partes puedan sentirse más seguras de asumir esta responsabilidad.

Al respecto, en el numeral 7.3.4.de la referida norma se detallan las consideraciones para el regreso o reincorporación de trabajadores con factores de riesgo para COVID-19.

A modo de síntesis:

  1. El médico ocupacional debe tener a la mano la información clínica del trabajador para valorarla. De este modo, podrá precisar si su estado de salud es óptimo, pero también si existe riesgo laboral individual que impida la aplicación de la modalidad presencial o semipresencial.
  2. En caso la labores a realizar sea de alto o muy alto riesgo, además de la evaluación, se deberá firmar un acta que acredite haber recibido la información detallada de los riesgos de su retorno.
  3. Los trabajadores de este grupo, que ya hubiesen tenido COVID-19, superado satisfactoriamente, podrán reanudar actividades dando cumplimiento riguroso de todas las medidas de protección e higiene previstas en la normativa aplicable y los planes COVID-19 de su empresa. El médico ocupacional debe, igualmente, aprobar el retorno.

Adicionalmente a estas medidas de prevención y control médico, las empresas deberán considerar si, producto del tiempo transcurrido sin actividad presencial, los trabajadores requieren de una actualización o reforzamiento de los procedimientos técnicos que realizaban antes. Ello podrá realizarse de forma presencial o virtual (dependiendo de las necesidades de la formación) y referirse a las funciones, riesgos del puesto, uso de equipos y herramientas, entre otros.

A modo de conclusión, nuestra recomendación para las empresas es que la evaluación sobre el retorno anticipado de los trabajadores del grupo de riesgo se realice de forma rigurosa, optando por esta alternativa solo en aquellos casos en los que resulte imprescindible. Si ello ocurre, además, apoyando la decisión en una evaluación especializada a cargo del médico ocupacional, que permita conocer y tomar acción sobre riesgos adicionales. Por último, no escatimar esfuerzos en refrescar los conocimientos y prácticas laborales al personal y capacitarlos sobre las nuevas exigencias en materia de COVID-19, teniendo en cuenta el tiempo transcurrido.

Recordemos que el listado vigente de factores de riesgo son los siguientes:

  • Edad mayor a 65 años
  • Comorbolidades como hipertensión arterial, diabetes, obsedidad con IMC:40
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Cáncer
  • Otros estados de inmunosupresión
  • Otros que establezca la Autoridad Nacional Sanitaria a luces de futuras evidencias.

Si necesita una asesoría laboral especializada cuente con nuestro equipo de Tax & Legal quien con gusto atenderá sus consultas:

Contáctenos:
☎ (+511) 748 7072 / whatsapp: http://bit.ly/2InibwZ
✉ info@ecovis.com.pe
⌨ http://ecovis.com.pe

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)