Por motivos de la actual crisis sanitaria en nuestro país, nuestro gobierno, por medio del artículo 8° del Decreto Supremo N° 044-2020-PCM, dispone el cierre total de fronteras para evitar la propagación de la nueva cepa de la COVID-19. Por este motivo, la Administración Tributaria se ha pronunciado con respecto a la condición de domiciliado de las personas que se encuentran en el extranjero.

 

De conformidad con lo dispuesto por el inciso b) del artículo 7 y el artículo 8 de la Ley del Impuesto a la Renta (LIR), se entiende que el hecho concreto que origina la adquisición de la condición de domiciliado de una persona natural extranjera es que haya residido o permanecido en el país más de ciento ochenta y tres (183) días calendario durante un periodo cualquiera de doce (12) meses; siendo que, para el cómputo del plazo de permanencia en el Perú, se consideran los días de presencia física, produciéndose los efectos a partir del ejercicio siguiente.

Asimismo, las personas naturales domiciliadas mantendrán tal condición en la medida en que no se ausenten del país más de ciento ochenta y tres (183) días calendario durante un periodo cualquiera de doce (12) meses, en tanto los peruanos que hubieran perdido su condición de domiciliados la recobrarán cuando retornen al país, salvo que lo hagan en forma transitoria por un periodo igual o menor al plazo mencionado.

 

CONCLUSIÓN:

La medida de cierre total de las fronteras, adoptada en artículo 8 del Decreto Supremo N.° 044-2020-PCM no suspende el plazo previsto en el artículo 7 de la Ley del Impuesto a la Renta para efectos de establecer la condición de domiciliado en el Perú.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)