Por medio de la presente Ley se crea, por primera vez en nuestro país, una regulación sobre la explotación de juegos y apuestas deportivas a distancia. Para ello, nuestro gobierno ha determinado, entre otros aspectos, la creación de un nuevo Impuesto referido a este tipo de actividades

 

Asimismo, nuestro gobierno plantea que todos aquellos titulares de una o más autorizaciones para la explotación de plataformas tecnológicas de los juegos a distancia o apuestas deportivas a distancia, las personas jurídicas que explotan salas de juego de apuestas deportivas a distancia y a los laboratorios de certificación autorizados cumplan con esta nueva regulación a efectos de tener una mayor regulación respecto a sus actividades.

Para ello, se ha dispuesto que la autoridad competente sea el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR), el cual tendrá, entre otras, las siguientes funciones:

  • Expedir Directivas de obligatorio cumplimiento relacionadas con la aplicación de la Ley y su Reglamento.
  • Realizar labores de fiscalización de las plataformas tecnológicas de los juegos a distancia y apuestas deportivas a distancia, así como de sus componentes de hardware, software, programas de juego, sistemas progresivos, principales componentes y/o servicios.
  • Requerir el bloqueo de las direcciones URL, IP, páginas WEB, aplicaciones informáticas y/o de los medios de pago a las entidades públicas o privadas competentes.

De las funciones mencionadas, se entiende que la principal función del MINCETUR, que también es el principal objetivo de la presente norma, es generar seguridad en los consumidores de este servicio en aspectos que, hasta el día de hoy, no tenían ningún tipo de regulación.

Por otro lado, se han definido de determinados conceptos que forman del sistema de apuestas con la finalidad que los consumidores puedan entender, con mayor precisión, los riesgos y los posibles beneficios que están asumiendo al consumir este servicio, como los que detallaremos a continuación:

Apuestas

 

Transparencia

Respecto a los titulares de las empresas que prestan este tipo de servicios, la norma señala que deberán cumplir con unas determinadas obligaciones para garantizar la transparencia del servicio y la protección al usuario, dentro de las cuales se encuentran la siguientes:

  • Cumplir con las normas que regulan los juegos a distancia o apuestas deportivas a distancia previstas en la Ley, el Reglamento y en las Directivas de obligatorio cumplimiento, así como las normas que regulan el SPLAFT (Sistema de Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo).
  • Contar con los software o programas de ordenador que resulten necesarios para establecer registros, clasificaciones, protocolos de debida diligencia, alertas sobre transacciones y patrones sospechosos o inusuales de juego, o sobre otros aspectos que son objeto de control y/o verificación.

De igual forma, se han establecido infracciones, sanciones y medidas correctivas ante el incumplimiento de la presente normativa:

Infracciones

 

Nuevo Impuesto a los Juegos a Distancia y a las Apuestas Deportivas a Distancia

Respecto a la creación del nuevo Impuesto a los Juegos a Distancia y a las Apuestas Deportivas a Distancia, se ha determinado que este gravará la explotación de los juegos a distancia y apuestas deportivas a distancia desarrollados en plataformas tecnológicas que requieran para su explotación autorización de MINCETUR y que tendrá una periodicidad mensual.

Los contribuyentes de este nuevo Impuesto son las personas jurídicas constituidas en el Perú y las Sucursales de personas jurídicas constituidas en el exterior que explotan los juegos a distancia y/o apuestas deportivas a distancia desarrollados en plataformas tecnológicas. Asimismo, para la determinación de la base imponible se deberá tener en cuenta lo siguiente:

  • El ingreso bruto mensual está compuesto por el importe de las apuestas percibidas en el mes, entendiéndose como tal al dinero o bonificación valorizada en dinero aplicados al juego a distancia o apuesta deportiva a distancia, y demás conceptos pagados por los jugadores a favor del contribuyente, incluyendo aquellos con cargo al sistema progresivo, según corresponda.
  • El ingreso neto mensual es igual a la diferencia entre el ingreso bruto mensual percibido en un mes y el monto total de las devoluciones y premios entregados en el mismo mes.
  • Si dentro de un mismo mes el monto de las devoluciones efectuadas y/o los premios entregados excede el monto de los ingresos brutos percibidos, el saldo pendiente se deduce de los ingresos brutos de los meses siguientes, hasta su total extinción.
  • La base imponible del impuesto está constituida por el ingreso neto mensual menos los gastos de mantenimiento de la plataforma tecnológica de los juegos a distancia, o de apuestas deportivas a distancia.
  • Los gastos de mantenimiento señalados en el inciso anterior son equivalentes al dos por ciento (2%) del ingreso neto mensual.

En adición de lo mencionado anteriormente, debemos precisar que la base imponible se determina de manera independiente por cada plataforma tecnológica de juegos a distancia, o de apuestas deportivas a distancia, de acuerdo con la información contable registrada en la base de datos de los servidores de las plataformas tecnológicas y que la alícuota del Impuesto es del 12% de la base imponible.

Por último, lo dispuesto por la presente norma, al ser una nueva legislación en nuestro país, tendrá una entrada en vigencia por etapas, conforme se desarrollen los aspectos contenidos en la misma. No obstante, también dependerá del tiempo que demore la publicación del reglamento de la presente Ley, debido a que son complementarias para su correcto funcionamiento.

 

Impuesto a los Juegos a Distancia y a las Apuestas Deportivas a Distancia

 

Conclusión

En conclusión, la presente norma pretende generar seguridad tanto al ciudadano como a los titulares de estas empresas, dotando de normas legales aspectos que se encontraban sin ningún tipo de regulación que se prestaban a la objetividad. Sin embargo, no podemos dejar de lado que la creación de este nuevo Impuesto no solo pretende generar nuevos ingresos al Estado, sino que pretende tener un mayor control del dinero que circula en este tipo de negocios y las personas involucradas en el mismo.

Asimismo, resulta importante mencionar que la norma crea el Impuesto a los Juegos y a las apuestas deportivas a distancia y grava estas actividades con el Impuesto Selectivo al Consumo.

Además, un punto altamente cuestionable de la norma es la violación a la libre competencia y el derecho a la igualdad de los inversionistas, constitucionalmente protegidos, toda vez que las empresas extranjeras están fuera de la jurisdicción de la Ley.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)