Por medio del presente informe, la Administración Tributaria realiza el siguiente análisis respecto de la deducción del Impuesto General a las Ventas (IGV) que se realiza con el saldo no aplicado de las percepciones y retenciones de periodos anteriores.

Al respecto, señala que, de conformidad con lo establecido por el artículo 40 del TUO del Código Tributario, la deuda tributaria podrá compensarse total o parcialmente con los créditos por tributos, sanciones, intereses y otros conceptos pagados en exceso o indebidamente, que correspondan a períodos no prescritos, que sean administrados por el mismo órgano administrador y cuya recaudación constituya ingreso de una misma entidad. En ese sentido, la compensación podrá realizarse en cualquiera de las siguientes formas:

  • Compensación automática, únicamente en los casos establecidos expresamente por ley.
  • Compensación de oficio por la Administración Tributaria en los siguientes casos: i) Si durante una verificación y/o fiscalización determina una deuda tributaria pendiente de pago y la existencia de los créditos a que se refiere dicho artículo; ii) Si de acuerdo con la información que contienen los sistemas de la SUNAT sobre declaraciones y pagos se detecta un pago indebido o en exceso y existe una deuda tributaria pendiente de pago.
  • Compensación a solicitud de parte, la que deberá ser efectuada por la Administración Tributaria, previo cumplimiento de los requisitos, forma, oportunidad y condiciones que esta señale.

Por otro lado, el artículo 31 de la Ley del IGV, establece que las retenciones o percepciones que se hubieran efectuado por concepto del IGV y/o del Impuesto de Promoción Municipal, se deducirán del impuesto a pagar y que, en caso de que no existieran operaciones gravadas o ser estas insuficientes para absorber las retenciones o percepciones, el contribuyente podrá:

  • Arrastrar las retenciones o percepciones no aplicadas a los meses siguientes.
  • Si las retenciones o percepciones no pudieran ser aplicadas en un plazo no menor de tres (3) periodos consecutivos, el contribuyente podrá optar por solicitar la devolución de las mismas.
  • Solicitar la compensación a pedido de parte, en cuyo caso será de aplicación lo dispuesto en la Décimo Segunda Disposición Complementaria Final del Decreto Legislativo N.° 981.

De igual forma, el artículo 4 de la Ley N.° 28053 establece que, para efecto de lo dispuesto en el artículo 31 de la Ley del IGV, cuando se cuente con retenciones y/o percepciones declaradas en el período y/o en períodos anteriores, estas se deducirán del impuesto a pagar en el siguiente orden:

  • Las percepciones declaradas en el período.
  • El saldo no aplicado de percepciones que conste en la declaración del período correspondiente a percepciones declaradas en períodos anteriores.
  • Una vez agotadas las percepciones, de ser el caso, se deducirán las retenciones en el orden establecido en los incisos anteriores.

Como se puede apreciar, las normas antes mencionadas establecen, de manera expresa, que las retenciones o percepciones del IGV practicadas a los contribuyentes de dicho impuesto, se deducen del impuesto a pagar, y en caso no existan operaciones gravadas o ser estas insuficientes para absorberlas, el exceso se arrastra a los periodos siguientes hasta agotarlo.

En conclusión, del análisis del presente informe, se entiende que la deducción del IGV por pagar con el saldo no aplicado de las percepciones y retenciones de periodos anteriores constituye una compensación automática, y siendo que el artículo 43 del TUO del Código Tributario ha establecido un término prescriptorio para solicitar o efectuar la compensación, se puede concluir que, transcurrido el periodo de prescripción, los montos no agotados o no aplicados de las percepciones y retenciones de periodos anteriores, no podrán deducirse del impuesto a pagar declarado por el contribuyente.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)